. Tu día de ayer fue duro. Pusiste mucho empeño para que todo quedara bien; cada cosa en su sitio, en su lugar. Y hoy todo vuelve a estar desbaratado. Desordenado.
Te levantas después de haber caído, para volver a levantarte y volver a caer.
El día de ayer estuvo marcado por una lluvia incesante. Después de la tormenta llegó la calma. Hoy vuelve a llover.
Equilibrio. Lograste equilibrar los pilares de tu vida para que no se desmoronara, y hoy, esa vida vuelve a tambalearse.
Salió el sol, para luego dar paso a la oscuridad… No desesperas, sabes que mañana volverá a salir el sol.
Cuando crees que todo está en orden en tu ecosistema, algo sucede que al final nuevamente lo altera.

 

. Ríes, lloras, lloras y ríes. Duermes, sueñas, despiertas… Naces, creces, ¿falleces?
Cuando crees que todo acabó, todo  vuelve a empezar.

  

Anuncios